Numeros de Emergencia -

728x90 AdSpace

Ultimas

04 julio 2017

Testigos complican situación de ‘Gringo’



Tres personas, que trabajaron para Jhonny Coico Sirlopu ‘Gringo’ (35) confirmaron a los agentes de la Dirección de Trata de Personas que este sujeto y su esposa, Vilma Zeña Santamaría (38), los dejaban encerrados con candados en contenedores en la galería Nicolini.

Señalaron, también, que tanto Jovi Herrera Alania (21) como Jorge Luis Huamán Villalobos (19) trabajaban hace seis meses con ‘Gringo’. Para sustentar sus afirmaciones, presentaron fotos y videos del trabajo que realizaban en los contenedores.

Los tres testigos –entre los que se encuentra un menor de 17 años– revelaron que fueron captados por Coico Sirlopu hace un año, pues ellos solían laborar como jaladores. Añadieron que les dejaban botellas para que miccionen y los obligaban a defecar en periódicos.

Aseguraron que el día del incendio –el 22 de junio– faltaron al trabajo. De haber asistido, quizá serían cinco y no dos las víctimas. Acotaron que recibían dos soles diarios de manos de los empresarios.

De acuerdo con fuentes de la Dirección de Trata de Personas, Jhonny Coico y Vilma Zeña han sido citados para acudir hoy, a las 8:30 a.m., a dicha unidad policial. En esta reunión, se les enseñarán los videos captados por sus trabajadores.

También serán citados para el miércoles, día en que tendrán que rendir su manifestación y se confrontará su versión con la de los tres testigos. Estos últimos serán sometidos a una pericia antropológico-social.

En Seguridad del Estado
Por otro lado, ayer, cerca de las 7:05 de la noche, Jhonny Coico Sirlopu y Vilma Zeña Santamaría abandonaron la sede de la Dirección Ejecutiva de Seguridad del Estado, ubicada en Pueblo Libre, tras rendir su manifestación durante más de ocho horas.

Familiares de las víctimas los esperaron tanto a la entrada como a la salida del local. Con pancartas en mano y gritos de “¡justicia!, ¡asesino!, ¡pena de muerte!”, pidieron la detención de los esposos. “No sé qué más pruebas quiere esa señora. Le pido de corazón que haga bien su trabajo y no se deje sobornar”, dijo Adelaida Castro, abuela de Jovi.

Sobre este tema, la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, indicó que su sector ha pedido a la fiscal María Elena Hinostroza –a cargo del caso– que formalice la denuncia penal y dicte, de inmediato, prisión preventiva para Coico y Zeña.

Desde su perspectiva, existen suficientes elementos de convicción para implicar a esta pareja dentro del delito contra la libertad personal, en su modalidad agraviada de esclavitud y otras formas de explotación.

Por su parte, Luis Yshii Meza, director general de Defensa Pública, enfatizó que la declaración dada por los tres testigos será fundamental para que el Ministerio Público solicite la detención preliminar. A esto se suma la declaración que ya han dado los familiares de las víctimas.
Testigos complican situación de ‘Gringo’
RECOMENDADO
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top